sábado, 21 de agosto de 2010

Pies descalzos

La intención de este pedacito de texto es contar la razón del título. Personalmente desde pequeña había un ritual que yo hacía todos los días de intenso calor, simplemente me sacaba los zapatos y los calcetines y andaba así por mi casa y por lugares con pasto.

Al lugar que vacacionabamos, mis vacaciones no empezaban hasta realizar este pequeño proceso. Las zapatillas volaban y caían en la tierra ensuciandose. Mis pies sentían el pasto, la tierra, el viento, el calor y la frescura del suelo, todo esto al mismo tiempo. La felicidad comenzaba con los pies descalzos.
Con el tiempo comenzó a resonar más el grito de mi familiares porque dejará este ritual. La conspiración fue tal que llegaron a hacerme dudar. Cada año, cada día ya no se disfrutaban porque era caótico caminar descalzo. Entre risas explicaba que la dureza de mis pies se debía a que caminaba con ellos. Y, como buena gente de ciudad, de ruidos, de imagenes y científicos, NO ENTENDIERON.

Aquí va mi razón:
Los pies descalzos es mi conección con la Tierra,
con el universo, con Dios y conmigo.
Es poder sentir la naturaleza que esta debajo de mis pies,es TENER CONCIENCIA DE LO QUE ESTOY PISANDO,
es caminar con respeto y cuidado.

La explicación de la razón:

Es el ser humano no tiene un extremo de suelo que aprovechar muchas veces, la gente de ciudad vivimos en un mundo de cemento, de ambiciones y gris, mucho gris. La razón por la que los pies descalzos ayuda es porque cuando pisas y sientes lo que estas pisando, solo te preocupas de eso."No vaya a pisar una abeja que me pique o algo asqueroso", y miras el suelo, mientras lo sientes. Sientes cada piedrecilla, la tierra uniendose a tus pies, el viento rozando tus dedos, tu cuerpo pierde calor haciendo el verano sin viento menos sofocante.

Meditación significa poder concentrarse detenidamente en un objeto o pensamiento sin preocuparse de lo externo. Cuando sientes todo el proceso que no había vivido tu cuerpo por tanto tiempo, te concentras detenidamente en cada detalle, osea, MEDITAS.
¿Sabias que se pierde hasta un 30% de calor por la cabeza? Bueno saberlo a la hora que te digan que es malo. Mejor vivir con gorros de cuero todo el día.

Los pies y el cuerpo viven tapados, escondidos, escudados por nuestras ropas, así como el alma se cubre de máscaras y mentiras. Saber vivir desnudo, saber disfrutar el cuerpo de uno y lo que le comunica el medio ambiente es disfrutar del interior del ser.
Tener la opción de sacarse las máscaras, las mentiras, las aparencias, las preocupaciones, los zapatos, es tener la libertad de sentir algo que hoy en día está menospresiado: la vida misma. Puede que desees tener otro ritual, no sólo pies descalzos, sino que hacerte el dormido y mirar la ventana, caminar lento, respirar con mayor profundidad, cerrar los ojos, etc. Cada ritual contigo mismo es único e irremplazable.

Comencé a sacarme los zapatos por gusto, por una comunión conmigo misma y ahora me doy cuenta que la mayoría perdió el sentido del estar con uno mismo. Mi teoría trata de explciar este acto porque en el mundo se te enseña a comunicarte con los demás, a hacer ciertas cosas que DEBES y a no hacer otras que NO DEBES. Te enseñan que cuando no haces lo que debes hay un castigo ya sea en el colegio, universidad, trabajo, jardín infantil, familia, amigos, conocidos, gente (el famoso cliché de la GENTE, ESE CONCEPTO QUE SIRVE DE ARGUMENTO PARA CASI TODO).

Pero, ¿QUIÉN TE RETA CUANDO NO TE DAS TIEMPO A TI MISMO? Vivimos en una realidad en que nos enseñan a racionar nuestro tiempo en todo lo externo, y ni en la misma familia se enseña a estar en contacto con uno, en que se DEBE estar en soledad y disfrutar de la compañia propia. Entonces, ¿Cómo uno puede tener conciencia de uno mismo si nadie te habla de el compromiso que debes tener hacia ti? La situación es tan grave, que se llega ver absurdo a una persona que permanesca con ella misma y se sienta orgullosa de este tipo de actos.

Pero mirar a esa gente, impactandose por una persona, termina siendo más triste para quienes le miran a lo lejos. ¿Será por ignorancia, intolenrancia, infelicidad o la simple razón de que no conocen gente que haga lo mismo? Seguramente...
Entonces, ya que nadie te dice que tienes que esta rcontigo y darte un tiempo a ti, muchas personas pierden el contacto con lo propio, haciendoseles más facíl hablar de lo AJENO. Ahora ¿Cómo volver a lo propio? Dejando las reglas atrás y las posibilidades por delante, abriendose ala espontaneidad, viviendo la vida, dandose momentos propios, aprovechando lo que nos rodea, sonriendo más, saliendo más seguido, siendo honestos, idealistas, personas inocentes y llenas de amor y descalzas.


BY SOFI